• Leonardos Club

La realidad virtual constituirá un nuevo canal de vivencias paralelas y permitirá cambios sociales

Actualizado: abr 21



El pasado 17 de marzo, nuestros pensadores celebraron una sesión de reflexión sobre el futuro del aprendizaje a través de tecnología. El conocido e-Learning parece que ha llegado para quedarse, pero ¿cómo va a influir esto en las nuevas generaciones?


En esta sesión actuó como maestro de ceremonias, Adan Levy, ingeniero informático y especialista en el universo interactive, AR, VR y AI, cuya aportación sirvió para abrir un debate multidimensional: económico, social, político, geoestratégico y filosófico sobre las posibilidades y amenazas de la revolución tecnológica que está en marcha.


Aprendizaje vs e-Learning

“El aprendizaje tiene que ver con la adquisición de conocimiento por medio del estudio, pero, también, tiene que ver con el tiempo que tarda en aprenderse algo”, así comenzaba su introducción Elena Alfaro, Fundadora de Leonardos Club.


El e-Learning no es sino una adaptación del aprendizaje al mundo digital siguiendo, por supuesto, unos códigos especiales. Esta metodología está a la orden del día, ahora bien, procedía Elena, “¿ha acelerado la pandemia toda esta situación?


Posibilidades y amenazas del universo virtual por Adan Levy.


Como confirmaba Adan, la pandemia ha acelerado el avance del e-Learning, sin embargo, nuestro interés por los universos digitales comenzó mucho antes, cuando éramos niños, inspirado por figuras como “Tron”, “El cortador de césped” y por la ciencia ficción en su máxima exponencia.


“Desde niños siempre tuvimos un anhelo ancestral hacia la realidad virtual, siempre habíamos querido ser capaces de entrar en mundos reales o imaginarios a través de algún tipo de dispositivo, y salir o ampliar la realidad en la que vivimos”.


Las posibilidades del universo virtual.


En palabras de Adan somos la primera generación de la historia con acceso a la AR (realidad aumentada) y la VR (realidad virtual) de forma masiva.


Anteriormente, los libros eran el soporte que nos daba acceso a esa información y los profesores, los facilitadores que nos guiaban hacia el conocimiento. Esta aproximación de la educación presentaba dos problemas principales:


- La retención de información por el uso excesivo de la memoria.

- La dificultad de asimilar mucha información diversa sin un nexo emocional o afectivo.


A través de una realidad mixta (XR) que es la combinación de realidad virtual, con realidad aumentada (XR= VR + AR) tenemos la oportunidad de interactuar, de entrar en un mundo virtual, por ejemplo, un laboratorio científico completo. Este lugar nos permite aumentar la motivación, reducir la necesidad de carga cognitiva para retener información y eliminar la brecha económica y social, poniendo a disposición de los estudiantes capacidades de aprendizaje que antes requerirían grandes inversiones y un acceso privilegiado a instalaciones o instituciones educativas prestigiosas.


Las amenazas del universo virtual


El contexto de futuro de este universo virtual es visto en Sillicon Valley no solo como un entretenimiento o un elemento de apoyo, sino como una forma de reducir distancias para crear un cambio social radical para los llamados “oligarcas tecnológicos”


Esta visión es el reflejo de un “mundo virtual al que acudir para vivir todo lo que no te ocurre en la vida real, donde socializar, donde evadirse. Esto puede generar amenazas como el balance de poder entre los gigantes tecnológicos, comenzando guerras para “controlar” este universo. Un universo donde la interacción, el engagement que exponía Alan anteriormente, es un arma de doble filo y que, mal utilizada, puede hacer que la gente “viva enganchada” y que los negocios aprovechen esta oportunidad para enriquecerse.


e-Learning y XR: su adaptación a la vida real y a las empresas



Para José Manuel Ramos, CEO de Hub7Solutions, la visión de Sillicon Valley ante un inminente universo digital queda muy alejada de lo que las empresas demandan. En sus palabras, las organizaciones y, en concreto, los líderes, tienen reticencias y desconfianza en estos avances, “no ven su utilidad, ni se arriesgan a invertir lo necesario para llevarlo a cabo”. Lo que nos lleva a pensar que este futuro en lugar de acelerarse tendrá que esperar.


Al hilo con esta reflexión, el Experto en Transformación Digital, Adolfo Ramírez, añade que las empresas necesitan poder visualizar aplicaciones claras y casos de uso rentables de estas tecnologías. “Aplicaciones que puedan mejorar significativamente las industrias tradicionales”, que estén a la altura y puedan competir con los resultados comprobados y de crecimiento que ofrecen otras tecnologías.


Carolina Gómez, CEO de Marnie, añade que, para poder aplicar las herramientas tecnológicas adecuadas, antes deben identificarse las necesidades. En sus palabras, la tecnología es una herramienta” que puede ayudar a las empresas a amplificar sus mensajes, sus productos y sus servicios, pero siempre debe estar alineada con los retos que cada empresa y sector tiene.


Los retos políticos y legales


Pablo Beltrán, CEO de TRUEBROKER, apunta que en las próximas décadas las empresas tecnológicas tendrán un pulso fortísimo con el Estado. En este escenario, “el Estado deberá regular y poner límites para que las tecnológicas no se conviertan en el nuevo Estado. Formar nuevas entidades o transformar otras ya existentes, cuya misión sea poner fronteras a algo que no tiene fronteras físicas.


En el ámbito legal, Nicolás Lindley, abogado corporativo y socio en DLA Piper, predice un futuro legal que, inevitablemente, favorecerá a las grandes tecnológicas. “La regulación siempre va a estar atrás” dado que, por naturaleza, requiere largos periodos de tiempo para actualizarse. Esa ausencia de control da la oportunidad a las tecnológicas de anticiparse, conquistar nuevos frentes no regulados que requieran tiempo para su comprensión, consenso y posterior regulación, evadiendo así las leyes de regulación actual.


¿Estamos preparados para un futuro virtual?

Desde la experiencia de Margarita Alcaide, como especialista en Experiencia de Cliente, las organizaciones no están preparadas culturalmente para aplicar este tipo de tecnologías, ya que este tipo de aplicaciones precisan que las empresas estén muy comprometidas con ellas, tengan confianza plena en su aplicación, y estén dispuestas a invertir tanto en su contenido, con unos creadores muy potentes, como en el continente, el propio universo virtual que, por sí mismo, debe poder demostrar su valor y mejorar la experiencia formativa, tal y como la conocemos.


Esta reflexión nos enlaza con Nacho Martínez, Director de experiencia en el British Council quien se pregunta: ¿están preparadas las nuevas generaciones? Para Nacho, debe existir un match entre las nuevas generaciones y el compromiso por la creación de un entorno que haga realidad el futuro que predicen y pregonan las grandes tecnológicas, tanto a nivel social como legal.


Nelson Molero, tecnólogo y subdirector de Leonardos, va más allá con una nueva cuestión, “si nada ha cambiado, ¿realmente necesitamos más canales?” En sus palabras: “ahora los códigos QR se están utilizando todos los días, ¿por qué? Porque cambió el escenario”. Para él, el cambio de escenario es el que activa la necesidad de buscar nuevas alternativas, aplicaciones, tecnologías, soluciones que construirán nuestro futuro.


Resumen de las reflexiones.


· Las nuevas tecnologías y el universo virtual son herramientas para el cambio social. Un cambio que puede ser como predice Sillicon Valley, inminente o, por el contrario, alargarse en el tiempo.


· El futuro de los canales está estrechamente relacionado con las realidades mixtas (XR) aunque, primero, deben encontrar su nicho, sus necesidades, su contexto y demostrar una aplicabilidad tangible y rentable para las empresas.


· En el ámbito de la formación, el universo interactivo tiene mucha cabida debido a la necesidad de nuevos contenidos. Una oportunidad que puede traer consigo la creación y demanda de nuevos perfiles profesiones.


· La oportunidad de la tecnología no radica en la aplicabilidad de hoy, la tecnología es una inversión para competir en el futuro. El “ahora” es el momento de anticipar lo que va a pasar, y adaptar nuestros modelos institucionales para tomar posiciones futuras.


· La figura del Estado debe evolucionar, adaptarse y regularizar el poder de las tecnológicas sobre la sociedad y, por supuesto, sobre los universos virtuales que están por llegar.

LECTURAS RECOMENDADAS


Para finalizar nuestra dosis de conocimiento, en esta sesión recomendamos algunas lecturas interesantes acerca de las temáticas que abordamos. En este caso fueron:


· “Ready Player One” de Ernest Cline: una novela cibernética que nos muestra la civilización en el año 2044 donde la humanidad prefiere una vida virtual en el videojuego “OASIS” frente al cada vez más sombrío mundo real.


· “Una nueva mente” de Daniel H Pink: una fórmula estratégica para triunfar en este nuevo modelo de vida que estamos viviendo.


· “Cómo hacer vídeos que valgan la pena” de Steve Stockman: una guía que aborda el lenguaje del vídeo. Un formato en alza que no ha parado de crecer y sin el que, sin duda, no concebimos el futuro.








SOBRE LEONARDOS Y LOS PRÓXIMOS ENCUENTROS


Leonardos Club nace en 2017 inspirándose en la figura de Leonardo Da Vinci por su inmensa curiosidad, su capacidad multidisciplinary su contribución a las distintas áreas exploradas. El propósito del Club es formar parte de un "grupo relevante con influencia en la sociedad" a través del conocimiento y la reflexión que se materializa con propuestas de cambio (in-sights / out-sights).


Este exclusivo club se reúne de forma periódica y está destinado a ser referencia, estando en este momento determinando las compañías "madrinas" que lo acompañarán para dejar su legado, así como en la búsqueda de Leonardos. Su próximo encuentro será llevado a cabo en el próximo mes de mayo.


PODCAST: ¿Quieres escuchar el Podcast del evento?









30 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo