• Leonardos Club

Lo cuántico desbancará la inteligencia artificial y creará nuevos perfiles profesionales

Actualizado: 18 jul



El pasado 30 de marzo, celebramos una de nuestras sesiones clásicas para contestar a una interesante pregunta: ¿qué oportunidades puede encontrar un negocio ante el avance que está teniendo el mundo de la gestión de datos y la física cuántica? En esta ocasión tuvimos el placer de contar con la colaboración de Grupo Silk y Tattoo Contract que nos acogieron en su espacio, y con Juanjo Manjarín, Doctor en Física Teórica, experto en Teoría de Cuerdas y Machine Learning para introducir esta apasionante temática. A continuación, te contamos parte de las reflexiones que salieron a la palestra.


Lo cuántico está en todas partes y ofrece infinitas posibilidades

Elena Alfaro, Fundadora del Club y creadora de FANScinology, introdujo la sesión con una interesante reflexión "pensábamos que nuestro mundo era predecible y el curso de las circunstancias nos asoman todo lo contrario”. Lo impredecible de nuestra actualidad, para Elena, es un paralelismo con lo que ocurrió con la física clásica un siglo atrás, cuando, en un mundo determinista donde todo era predecible a través de fórmulas matemáticas, surgió la mecánica cuántica:“Esa disciplina demostró que vivimos en un mundo de probabilidades”.


La sesión comenzó poniendo una pregunta encima de la mesa ¿se puede aplicar la mecánica de lo pequeño a los negocios?


Para abrir boca, se detallaron algunos de los inventos de la física cuántica: El láser de los reproductores DVD, las células fotoeléctricas de las puertas automáticas, aparatos de resonancias, el gps, los transistores de los ordenadores, la televisión, las cámaras digitales, el microondas, lámparas/luces automáticas, los rayos X, el microchip....Aunque parezca algo lejano y abstracto, la física cuántica está detrás del funcionamiento de infinitud de objetos cotidianos, incluso, está detrás del funcionamiento de la conciencia del propio cerebro humano, como sostuvo el ganador del Premio Nobel de Física, Roger Penrose.

Estamos en la Prehistoria del Futuro por Juanjo Manjarín

“Lo real es la física cuántica, el resto es el mundo ordinario”.


La física cuántica nace de la necesidad de iluminar ciudades. A finales del siglo XIX se buscaba la forma correcta de iluminar, pero también de explicar en qué consistía el comportamiento de la luz.


Max Planck fue considerado “el inventor de la física cuántica” cuando formuló que la energía se radia en unidades pequeñas separadas, a las que denominó cuantos de luzy que más adelante se conocerían como fotones. Uno de los primeros en apreciar este hallazgo fue Albert Einstein que, en 1905, escribió un artículo en el que aplicaba esta constante de Planck al efecto fotoeléctrico.


Estos hallazgos dieron lugar a muchas investigaciones pero, para Juanjo, de las más importantes fueron:


· La aportación de Louis de Broglie, quien sostuvo que: si un fotón podía comportarse como una partícula y como una onda, también podría hacerlo un electrón. El gran paso de convertir electrones en ondas fue el precedente a la electrónica y el nacimiento de inventos como la televisión, los diodos o los láseres.

· El principio de exclusión de Wolfgang Pauli con el que se entendió que dos o más partículas idénticas no pueden estar u ocupar el mismo estado cuántico simultáneamente dentro del mismo sistema. Es decir, tienen números cuánticos necesariamente diferentes y esto permite hacer la distinción entre partículas de materia (con número cuántico, spin, semi entero) y partículas de energía (con número cuántico, spin, entero). Este principio es el que hizo posible la aparición de los ordenadores cuánticos.


Por otra parte, Werner Heisenberg y Erwin Schrödinger establecieron los pilares fundamentales de la física actual. A través del Principio de Indeterminación o Incertidumbre, Heisenberg fijó la imposibilidad a nivel subatómico de conocer a un mismo tiempo la posición y el momento o cantidad de movimiento (la velocidad) de una partícula. El no poder conocer con exactitud la posición y el momento de un electrón dio lugar al concepto de probabilidad donde, en palabras de Juanjo, “entran en juego las variables estadísticas”.


En la función de onda de Shrödinger el observador es quien cambia el sistema. Para Schrödinger, la posición y la velocidad de una partícula eran como dos extremos de una manta, no pueden conocerse ambas con precisión al mismo tiempo, sino que nos encontramos ante un abanico de posibilidades, las llamadas ondas de probabilidad.


En palabras de Juanjo, “la solución de un sistema cuántico son todas las posibles combinaciones de todos los posibles números cuánticos que pueden aparecer entre las partículas que tenga el sistema”. Esto significa que deben contabilizarse y computarse todas las posibilidades y que el sistema puede vivir en todas las posibilidades a la vez. El mejor ejemplo para ilustrarlo es el experimento mental del gato de Shrödinger en el que un gato encerrado en una caja está a la vez vivo y muerto (la solución del enigma está en todas y cada una de sus posibilidades).


En el mundo de la computación cuántica, la unidad básica de información (llamada cúbit o bit cuántico) es capaz de representar la superposición de todos los estados posibles que puede tener un electrón a la vez. Esto convive con un fenómeno extraordinario, el entrelazamiento cuántico, que permite que dos partículas separadas entre sí sean capaces de "comunicarse" sin que exista ningún canal de transmisión entre las dos.


En computación cuántica existe una increíble capacidad de información (con múltiples “posibilidades” en paralelo) a partir de una ínfima cantidad de electrones y con una rapidez asombrosa. Según Juanjo, "ahora estamos en la prehistoria del futuro. El cambio conceptual y los usos que vienen son muy grandes”. Para Juanjo, el gran reto es convertir los algoritmos clásicos en cuánticos, es decir, cambiar lo que estamos haciendo para hacerlo de una manera que todavía no entendemos.


La oportunidad de aplicar lo cuántico para crear nuevos materiales


Miguel Ángel Cobos, Doctor en Física y colaborador en el Instituto de Magnetismo Aplicado (IMA) nos contó su experiencia en la creación de nuevos materiales. En su campo de investigación y trabajo, se aplican las reglas cuánticas para producir nanomateriales que, además de por su reducido tamaño, son un material muy interesante porque son capaces de transformarse y adquirir nuevas propiedades según la forma en la que se sinteticen.


Por ejemplo, “una molécula de una ferrita en porción nanométrica tiene una imanación muy superior en magnetones de Bohr que materiales más macro”. Las nanoferritas son capaces de aportar propiedades de conductividad, interconexión de partículas y aplicaciones energéticas, magnéticas, térmicas... Sin embargo, aunque se ha avanzado mucho en este campo y cada vez hay más científicos investigando los nanomateriales, para el Miguel Ángel, “vivimos una decoherencia. La naturaleza tiene muchas cosas ocultas y todavía estamos en los principios de muchas cosas”.


La oportunidad de aplicar lo cuántico para estudiar nuestro cerebro

Pablo Solana, ingeniero industrial y experto en el mundo de la producción musical, en cambio, aportó que sí somos capaces de entender muy bien cómo funciona la mecánica cuántica, podremos trascender lo filosófico y lo intuitivo para entender muy bien cómo funciona, sus usos y aplicaciones en lo “cotidiano”. Para él el gran reto está en ser capaces de desarrollar la tecnología necesaria que nos permita aplicar lo cuántico.


En palabras de Pablo “teóricamente nos lo imaginaremos o no, pero eso no significa que no sepamos cuál es el mecanismo por el cual las ecuaciones que tenemos nos dan respuestas que son acertadas, y que es un modelo matemático y físico de la realidad”. Hay una oportunidad y vía de investigación rompedora en saber si nuestro cerebro es realmente una máquina cuántica y cómo es capaz de generar conciencia. Lo que puede suponer grandes avances en el campo de la robótica y la inteligencia artificial, puede que, incluso, ayudando a desarrollar máquinas que desempeñen tareas con capacidades intrínsecas al ser humano, como la creatividad.


En 5 años veremos mejorar los procesos computacionales

Como bien proyectan los expertos, aplicar lo cuántico a la computación está estrechamente relacionado con la optimización y el enriquecimiento de procesos y podría tangibilizarse en un corto lapso de tiempo (de 5 a 10 años).


La capacidad de contar con grandes cantidades de información (y con sus múltiples “posibilidades” de conectarse e incrementarse en paralelo) puede ayudarnos mejorar la gestión, planificación y visualización de la información (hologramas en 3D), tanto en el entorno privado como en el público.


En unos años podríamos ser capaces de gestionar grandes cantidades de datos que podremos utilizar para afinar y mejorar, por ejemplo, procesos comerciales y de marketing, de análisis del perfil clientes o, por ejemplo, enriquecer procesos de selección o de desarrollo profesional como el upskilling y el reskilling, a los que se refirió Andrés Ríos (CEO de Overlap), y que tanto demandan las grandes empresas.


La oportunidad de aplicar lo cuántico para crear nuevos perfiles profesionales

En la actualidad ya se está dando la siguiente dicotomía: ¿quién se encarga de tomar decisiones en cuestiones de Bussiness Intelligence, los perfiles más técnicos o los perfiles expertos en negocio?


Esta es una pregunta frecuente en las empresas que aplican la inteligencia artificial o el machine learning en sus estructuras y es una oportunidad de negocio. Existe la necesidad en estas compañías de contar con decisores que tengan una visión de negocio y que, a su vez, sepan poner límites y saber lo que se puede o no se puede diseñar, desarrollar o aplicar a nivel técnico y tecnológico. Para Luis Hidalgo, CEO de DCV&Partners, el conocimiento técnico debe ser algo esencial para tomar decisiones acertadas en este ámbito, por eso, no podemos evitar preguntarnos: ¿dónde están los perfiles transversales con formación y experiencia técnica y de negocio para este tipo de responsabilidades?


La oportunidad de aplicar lo cuántico para generar nuevos escenarios

Para Pablo Beltrán, CEO de TRUEBROKER el avance de la física cuántica puede dar lugar a una empresa-estado: “un nuevo modelo de estado que venga de una empresa, y que ponga en la mesa una propuesta de sociedad que confronte con lo que tenemos actualmente”.


Juan Mellen, CEO del Design Institute of Spain (D!OS) trasladó este pensamiento a un nuevo mundo, el metaverso, en el que las empresas ya están creando nuevas formas de estado e, incluso, podrían llegar a crear nuevos países dentro de este nuevo universo. En esta reflexión también entra el juego el concepto de “exclusividad” en el que podrían llegar a surgir marcas o negocios que solo existan y estén concebidos en el mundo meta.


Para Oyer Corazón, Innovation Lead en Hecho Company, la innovación y la creatividad serán capacidades que seguirán siendo intrínsecamente humanas. Sin embargo, a través de lo cuántico, podrán potenciarse para desarrollar o vislumbrar nuevos escenarios. En sus palabras, “estamos intentando descifrar el comportamiento humano y, toda esta capacidad de cálculo, lo que nos ofrece es una gran cantidad de escenarios creativos posibles”.

La oportunidad de aplicar lo cuántico para conocernos a nosotros mismos

María Eizaguirre, doctora en Antropología, ESIC Professor & Researcher reflexionó acerca del impacto de lo cuántico en la generación de un nuevo contexto complejo y transhumanista en el que conviven distintas capacidades (cerebros cuánticos y no cuánticos). Un contexto con en el que, como seres humanos, tendremos que relacionarnos y convivir y que, a su vez, nos hará cambiar, evolucionar, hacia una nueva sociedad no humana (que modificará totalmente el concepto de lo que conocíamos como humano).


Para Carolina Gómez, CEO de Marnie si aplicamos la capacidad de procesar información a gran velocidad que ofrece lo cuántico, será una oportunidad para la comunicación y para entender el mundo en el que nos vamos a enfrentar.


La oportunidad de aplicar lo cuántico para mejorar el management


Para Margarita Alcaide, especialista en Experiencia de Cliente “lo micro es igual a ausencia de error. Cuanto más pequeño, más controlable”. Margarita ve la oportunidad de conectar los principios de la cuántica para mejorar las formas de liderazgo y gestión de las empresas, es decir, dar lugar a un management cuántico porque “para tomar decisiones hay que empezar por lo micro y llegar a lo macro. Seguir las leyes de la física para que, con un mínimo esfuerzo, se pueda conseguir un gran impacto”.


La importancia de hacer las preguntas adecuadas


Para Nelson Molero, CEO de Bisocial y Secretario General de Leonardos la física cuántica puede enseñarnos la importancia de formular las preguntas adecuadas. Como bien señaló Einstein “si tuviera una hora para resolver un problema y mi vida dependiera de la solución, gastaría los primeros 55 minutos para determinar la pregunta apropiada, después ya podría resolver el problema en menos de cinco minutos”.


Preguntar con destreza es la clave para conseguir las respuestas adecuadas, pero ¿cómo aprendemos a hacer las preguntas adecuadas? Para Nelson, la respuesta no puede ser otra que la filosofía, “la filosofía te puede enseñar a hacer preguntas, lo que fue el preámbulo de las Charlas TED, las conferencias Turner de la Universidad de Utah, hicieron eso: llevar a grandes científicos a hablar de sus temas, pero desde el punto de vista de la filosofía”.


Resumen de las reflexiones: ¿qué preguntas podemos hacernos para encontrar oportunidades dentro del inmenso mundo de la física cuántica?


· ¿Debemos confiar en lo desconocido para trazar un futuro por conocer?

· ¿Cómo formamos, informamos y concienciamos a la sociedad sobre la potencia del mundo cuántico y el impacto que puede tener en el futuro?

· ¿Cómo superamos el gran reto que tienen los ingenieros de desarrollar la tecnología necesaria que nos permita aplicar lo cuántico a nivel macro?

· ¿Tiene sentido desarrollar lo cuántico para replicar las capacidades intrínsecas del ser humano o debemos centrar nuestros esfuerzos en conseguir lo que no somos capes de hacer hasta el momento?

· ¿Cómo conseguimos aplicar la física cuántica para entendernos a nosotros mismos y evolucionar de forma ética y beneficiosa para nuestra propia condición de humanos?

· ¿Cómo nos preparamos para vivir en un nuevo contexto social transhumanista que sea distinto a todo lo “humano” que conocemos hasta el momento?


· ¿Cómo preparamos y potenciamos a un nuevo perfil profesional transversal con formación y experiencia técnica y de negocio que pueda tomar decisiones comprendiendo tanto el alcance como las limitaciones técnicas del entorno cuántico?


· ¿Cómo conseguimos aplicar el management cuántico en la gestión de las empresas del futuro?

Library: nuestras lecturas recomendadas. Cerramos con nuestra nueva sección de Library donde te recomendamos tres lecturas con las que profundizar más en esta interesante temática.







· Los orígenes de la vida” de Freeman Dyson para entender cómo surgió la vida sobre la Tierra a través de sus dos teorías principales.

· El científico Rebelde” de Freeman Dyson para comprender la ciencia entendiendo a los que la practican: desde la entrega de Newton a la física, la alquimia, la teología y la política, hasta el descubrimiento de la estructura del átomo de Rutherford o la resistencia de Einstein a la idea de los agujeros negros.

· “La nueva mente del emperador” de Roger Penrose, un paseo por la matemática, la física y por los hallazgos del pensamiento humano de la mano del Premio Nobel de Física 2020.


Accede al contenido completo a través de nuestra plataforma Leonardos TV




Sobre Leonardos y los próximos encuentros

En estos momentos donde la sociedad no tiene claro a “quién escuchar”, nacemos como una organización que apuesta por generar sabiduría y soluciones desde la reflexión multidisciplinar y el conocimiento colectivo. En otros momentos de la historia, movimientos como el modernismo o la generación del 98 emergían para dar respuestas de futuro a distintos ámbitos.


Nuestro club está inspirado en la figura de Leonardo da Vinci por su eterna curiosidad y su contribución a las distintas áreas exploradas. El propósito del Club es generar un mundo mejor a través del planteamiento de propuestas de cambio(out-sights) desarrolladas a través de conocimiento experto y colectivo (in-sights) obtenido con un método científico, que plasmamos a través de artículos y podcast.


¿Quiénes son nuestros Socios y consejo asesor? Como los movimientos literarios o de arte, somos un grupo seleccionado y limitado en número de miembros, que destacamos por nuestra curiosidad y/o área de conocimiento y por ser personas reconocidas por títulos o contribuciones personales a nuestro campo. Tenemos un consejo asesor que filtra las incorporaciones de los nuevos socios vía invitación, protege la marca y dirige encuentros y patrocinios asegurando la calidad de todos ellos. Nos caracteriza nuestro orgullo de pertenencia. Nos sentimos Leonardos, más allá de miembros.


Este exclusivo club se reúne de forma periódica y está destinado a ser referencia, estando en este momento determinando las compañías "madrinas" que lo acompañarán para dejar su legado, así como en la búsqueda de Leonardos. Su próximo encuentro será el próximo 18 de mayo en una de sus sesiones clásicas: “¿Es la paz una utopía? ".

74 visualizaciones0 comentarios